Tres trucos para educar a tu mascota - Sonrie Miami

La educación que le des a tu mascota influye en su comportamiento y es por eso que son muchas las personas que se preocupan por su educación durante los primeros meses que conviven con ellas. Hay animales que, como las personas, son más rebeldes que otros y es por eso que es tan necesario saber tratar con ellos y conseguir domarlos.

Pero existen trucos para lograr entrenar a tu mascota dentro de los primeros tres meses de convivencia.

Crearle una rutina

Para poder educar a tu mascota es muy importante crearle una rutina que consista, por ejemplo, en premiarle cuando hace algo bien con un alimento que le guste o una caricia.

De esta manera, el animal entenderá que ha actuado bien y repetirá su buen comportamiento. Es más, una de las recomendaciones de los veterinarios es que, durante los primeros días, tu día a día con tu mascota sea muy parecido, lo saques siempre a la misma hora a pasear, pases por los mismos lugares.

De esta manera aprenderá, por ejemplo, que la calle es el espacio en el que tiene que hacer sus necesidades, no dentro de la casa. Otra recomendación es sacarlo a pasear justo después de comer para que no tenga que aguantarse y entienda que ese es el lugar idóneo para hacer caca y pipí, sobre todo durante los primeros días.

Jugar y construir un vínculo

Para construir una buena relación con tu mascota lo ideal es jugar con él. Mediante el juego, puedes llegar a conseguir que te haga caso y obedezca a órdenes más precisas. Esta técnica es muy útil, sobre todo, cuando todavía es un cachorro; en general, educar a cualquier animal suele ser más sencillo durante sus primeros meses de vida.

Que sea amigo de tus amigos

Uno de los grandes problemas que suelen tener los dueños con sus mascotas se da cuando llega gente que no conocen a casa. Los animales se ponen nerviosos cuando ven que entra en la vivienda una persona desconocida y esto se puede solucionar llevándote a tu mascota a tus planes con amigos.

Si tu mascota se familiariza con tus amigos y los reconoce cuando lleguen a casa, lo más probable es que esta no se ponga nerviosa, sino que se alegre al ver un rostro conocido. Un truco, además, si a tus amigos no les encantan los animales, es ponerle a tu mascota la correa y que te acompañe atado, para que pueda ser partícipe de este encuentro, pero poder frenar su efusividad en el caso de que sea necesario.

Share.

Leave A Reply